Artículos

Aleluya, Aleluya, que cada quien agarre la suya!

Es imposible querer ignorar una realidad latente hoy en día dentro de nuestras congregaciones, la juventud actual comienza a tener a temprana edad el deseo de andar de novios.

Todos nosotros, nacidos o no nacidos en cuna cristiana experimentamos un gusto o atracción por alguien de nuestra iglesia, lo recuerdan? esperabas que la noche llegara para asistir a tu congre y verla de lejos tocando ese instrumento en el altar o al menos sentarte a su lado, ahhh que tiempos verdad!

Es algo muy normal! todos los seres humanos pasamos por la etapa donde no es suficiente contar con parientes y amigos, sino que necesitamos una pareja, cuan grande verdad declaraba el Padre cuando expresó: “no es bueno que el hombre esté solo, haré ayuda idónea para él” (Gen.2:18), Aleluyiiiiita! verdad? Bueno, obvio que se refería a la creación del núcleo familiar conformado por el hombre y la mujer, Adán y Eva (ojo, no Adán y Pepe).

En las iglesias hay muchísimos campamentos, confraternidades, veladas y demás eventos juveniles en los cuales puedes convivir y conocer chic@s con un mismo propósito que tu, que compartan una misma visión en Dios, etc.
Sin embargo el mundo y su influencia provocan que continuamente los jóvenes busquen parejas fuera de las congregaciones cristianas.

Por ejemplo, a los chavos les atrae esa señorita que es alegre, prendida, que se arregla, muy femenina, con un delicado caminar. Te las encuentras en la escuela, en tu colonia, en el trabajo, en fin.
Ahora a las niñas cristianas pues puede atraerles el chico extrovertido, el popular de la clase, con arete, peinados que requieren 1kg. de gel, atrevido, ¡obvio esos no los hay en mi igle!, alguna chica puede decir.

Como me dice siempre un gran amigo; «No hay mejor forma de erradicar la ignorancia que con el conocimiento»
Hace falta mucha consejería, talleres vivenciales e información sobre temas abiertos de noviazgo y sexualidad que pocas veces son expuestos en el púlpito ya que aún se consideran un Tabú.

Yo creo fielmente a la palabra que dice que nuestra ciudadanía no es de esta tierra. Pero ojo vivimos en mundo que cada día avanza a pasos agigantados, bajo ninguna circunstancia pienso que el noviazgo debe modernizarse ni tomar el molde del mundo, no!
Sin embargo creo que debemos ser astutos, sabios y entendidos y saturar a los jóvenes con toda la información posible acerca de temas actuales, que dice la palabra de Dios respecto al sexo, a la masturbación. Si sabían que en promedio hoy en día los jóvenes comienzan su primera experiencia sexual a los 15 años verdad? Alarmante no?
y que podemos hacer? sino tomar la palabra de Dios y seguir promoviendo una contracultura en esta sociedad.

Esta generación que Dios está levantando en las iglesias viene más despierta que nunca, muy activa, «atrabancada» como diría mi mamá. Usemos esa fuerza, ese dinamismo para impulsarlos a servir a Dios, que muy por encima de enamorarse de un chico o chica, deben enamorarse de Cristo, deben volverse locos de amor por Él.
Ayudemosles, aconsejemos, que nuestras experiencias y fracasos sirvan como un testimonio.

Siempre me sentí frustrado y avergonzado por errores que ya en el camino de Dios cometí, sin embargo conozco la mano de Dios que te levanta, sus brazos que te rodean en medio del dolor, el poder restaurador del Señor Jesús.
Ahora todas las cosas pasadas, errores, equivocaciones las utilizo para aconsejar y demostrar que aún cuando le fallas a Dios el siempre tiene una segunda oportunidad para tí.

Pero es tiempo! es tiempo de enseñar a los jóvenes a tener un encuentro genuino con aquel que puede guardar su corazón mejor que cualquier persona.
Volvámonos Locos de Amor por Él!!!

William Velázquez Valenzuela

Amante de la escritura, la educación, la tecnología y su impacto positivo para extender el reino de Dios. Un poco de locutor y otro poco de teólogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba