Vida en Cristo

Tetelestai: La Consumación de la Obra de Cristo

La Declaración de la Consumación
«Tetelestai», palabra griega pronunciada por Jesús en la cruz, significa «todo está pagado» o «se ha terminado la obra». Esta expresión refleja la culminación de una misión, el cumplimiento de un encargo y la satisfacción de un artista ante su obra completada. En el contexto bíblico, Jesús declara que la deuda de la humanidad ha sido saldada, y la obra redentora que el Padre le confió, cumplida (Juan 17:4).

El Pago de la Deuda
La deuda que Jesús pagó no es meramente financiera o temporal, sino espiritual y eterna. Él saldó el saldo pendiente del pecado, ofreciéndose como el sacrificio perfecto. En el Antiguo Testamento, cuando el sumo sacerdote declaraba «tetelestai» al inspeccionar el cordero para el sacrificio, certificaba su aceptación y perfección. Jesús, como el Cordero sin mancha, pagó definitivamente por los pecados de la humanidad.

Cumplimiento de las Profecías y Derrota del Enemigo
La muerte de Jesús en la cruz y su posterior resurrección no solo cumplieron profecías mesiánicas, sino que también marcaron la derrota definitiva del enemigo. El poder de Satanás fue quebrantado, abriendo el camino para la nueva creación en Cristo. La muerte perdió su aguijón, y la resurrección aseguró nuestra victoria sobre ella.

Transición de la Ley a la Gracia
La declaración de «tetelestai» simboliza el fin de la ley mosaica como medio de justificación y el comienzo de la era de la gracia. Los sacrificios y rituales repetitivos del Antiguo Testamento dieron paso a un nuevo pacto, inaugurado por el sacrificio único de Jesús, permitiendo que el Espíritu Santo morara en los creyentes y los guiara.

Significados Profundos de «Tetelestai»

  • Desarme de las Tinieblas: Jesús despojó a las potestades y autoridades, triunfando sobre ellas.
  • Justificación del Creyente: A través de su obra, Jesús nos justificó, haciéndonos rectos ante los ojos de Dios.
  • Puerta a la Redención Completa: Cada aspecto de nuestra vida y espiritualidad se ve impactado por esta declaración, simbolizando una transformación completa.

La Obra Completa de Cristo
«Tetelestai» es una proclamación de victoria, un eco de redención que resuena a través de las edades, asegurándonos que la obra redentora de Cristo está completa. No hay nada más que añadir; en Él, todo está cumplido. Como creyentes, vivimos en la realidad victoriosa de esa declaración final, invitados a experimentar la plenitud de vida que Jesús ganó para nosotros.

William Velázquez Valenzuela

Amante de la escritura, la educación, la tecnología y su impacto positivo para extender el reino de Dios. Un poco de locutor y otro poco de teólogo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba